lunes, 25 de abril de 2016

Inscripción en la piel de mi memoria

Inscripción en la piel de mi memoria


Sebastiano Monada

 

Inscripción en la piel de mi memoria.pdf






Silueta vaporosa trasladando intensidades diluidas
En piel como pomada hecha de yerbas amazónicas
Rostro combinando Asia y Occidente
En mezcla artística de arte y cultura
Europea y criolla americana
Tus ojos asiáticos miran en lontananza
E interpreta apasionado tu corazón mestizo

Mirada clara como albor del alba
Luz intrépida como vuelo de águila
Aleteo cazador escrutadoramente jovial
En preguntas lucidas embriagadas de curiosidad
Clamorosa como despertar de niña

Te he amado como se ama lo que no se puede perder
Una tarde asoleada liberada frente a tu ventana
Caricia dulce de narraciones no dichas ni escritas
Insinuación de mundos desconocidos
Esperando en bordes de tu habitación
Cuerpo delgado como pincelada de acuarela
De talentoso pintor de Montmartre
¿Por qué no tomé el sendero entre los matorrales?

Nacimiento turbulento del río
Agrietando rocas esculpidas
Con corrientes sanguíneas
Mientras caen cascadas como velos de novias
¿Por qué no me confundí contigo de una vez para siempre?

Fundidos por el fuego como ocurre con el metal
Cuando la materia recuerda volcánicos orígenes
Del azulado y acuático planeta terrenal
Aleación voluptuosa de minerales atesorados
En nuestros entrañables cuerpos enamorados

Hoy, te recuerdo, fragancia delicada del sol naciente
Y del desembarco bárbaro conquistador de ciudades doradas
Hoy, te vuelvo a amar como aquella tarde incendiada
Fugacidad, olvido atrapado en fisuras del tiempo
Hoy, quisiera quedarme, detenido en la premura
Ansiedad blanda en costados de tu piel canela
Explanada ritual donde se da batalla
Entre corceles salvajes y domadores nativos

¿Dónde estarás ahora que viajas en mi memoria?
Estas en mí como partículas de recuerdos
Recorriendo flujos intensos de mi cuerpo
También en otra parte, en algún lugar, cobijándote
Como cobija la caricia del lecho el sueño de una virgen

Donde estés, aquí me tienes
Entregado a la disolución del suceso
Golpeando puertas del crepúsculo
Donde se hunde el espectador comprometido
Para encontrarme contigo en socavones
De una dilatada antigüedad obstinada
Oscuridad sin recinto ni ocasión
Imaginada melodía de añorada canción
Negándose a desvanecerse como huella en el desierto
Páramo inhabitado yermo y sin árboles
Poblado de recueros murmurantes
Removiendo con manos invisibles la arena
Dominio quimérico de los sueños


Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/inscripcion-en-la-piel-de-mi-memoria/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario